Según publicó el 13 de Enero de 2017 el Centro de Control y Prevención de enfermedades de Nevada (CDC) en su informe semanal, una mujer de Estados Unidos murió a principios de Septiembre de 2016 después de ingresar en Agosto infectada por una bacteria que fue contraída en un hospital de la India mientras fue tratada de una fractura en la pierna.

Los médicos detectaron que se trataba de la bacteria Klebsiella pneumoniae y enseguida activaron el protocolo de aislamiento que requiere estos casos.

Se le suministraron 26 tipos de antibióticos pero no pudieron evitar que la mujer, de 70 años de edad y resistente en Nevada falleciera debido a un shock séptico en los primeros días de Septiembre, solo dos semanas después de su ingreso en el hospital.

La OMS alerta sobre este peligro y en una nota de prensa de 2014 publicó las medidas a tomar para evitar que las bacterias se hagan cada vez mas resistentes a los antibióticos. Una de estas medidas , y que afectan a los profesionales de la salud, es la de prevenir las infecciones dentro del ámbito sanitario mediante protocolos adecuados de limpieza y desinfección.